El padre Angel acudió hoy a una cita marcada con todo cariño en su calendario: el congreso ‘Vida después de la vida’ en Albacete.

Con un Palacio de Congresos abarrotado el padre Angel agradeció a los asistentes su apoyo al proyecto de Mensajeros en Benin. Compartió mesa con Federico Mayor zaragoza.

El presidente de Mensajeros se mostró impresionado por la escenas de cariño que había vivido en su visita al hospital de Albacete donde compartió la mañana con enfermos de cáncer.