CON MOTIVO DEL 30 ANIVERSARIO DE LA FIRMA DE LA CONVENCIÓN SOBRE LOS DERECHOS DEL NIÑO EL 20 DE NOVIEMBRE DE 1989 la Asociación Mensajeros de la Paz Castilla-La Mancha celebra el viernes, 15 de noviembre, a las 21.00 horas, una cena solidaria que tendrá lugar en el Hotel Europa (Calle San Antonio 39, Albacete).

Nos encantaría poder contar con vuestra presencia. Participando en esta cena, además de acompañarnos, conseguiréis cambiar la vida de muchos niños. El Padre Ángel os agradecerá personalmente vuestra asistencia.

La aportación mínima es de 40 euros por persona, 30 euros son para pagar la cena y el resto irá destinado al proyecto de cooperación internacional de nuestra Asociación en Camerún, para la financiación del alojamiento y tratamiento ocupacional de niños con discapacidad en la ciudad de Douala.

¡Haz ya tu reserva!

Llámanos: 638 824 313 / 691 480 768 o

Envíanos un correo: castillalamancha@mensajerosdelapaz.com o

Dirígete a nuestras oficinas: Cl Tetuán 8 de Albacete

Reservas y fila 0:

Cuenta de BBVA: ES86 0182 0917 0102 0151 6505

Tarjeta de débito o Paypal: haz click aquí

En el ingreso indícanos: nombre, apellido, número de asistentes, e-mail y/o teléfono

Si deseas colaborar y no pudieses asistir, en el concepto de la transferencia puedes poner Fila 0.

¡Te esperamos!

Se ruega confirmación antes del 11 de noviembre

El Padre Ángel ha viajado en fechas recientes a Camerún con una delegación de Mensajeros de la Paz para conocer las necesidades de la población en este país, en especial de los más desfavorecidos: niños, niñas y mujeres.

Desde hace un par de años estamos apoyando una iniciativa local en el mantenimiento de  un centro de menores con discapacidad física e intelectual en Douala.

Se han mantenido reuniones con gobierno y ministerio de educación en Yaundé, capital política de Camerún, así como con el embajador de España en Camerún, con el objetivo de sensibilizar y ofrecer colaboración en la formación y trabajar por la educación inclusiva, así como por la educación especial de niños y niñas, que sufren un alto grado de estigmatización económica, social y familiar. Se intenta defender su dignidad como individuos y garantizar el acceso a unas condiciones básicas de higiene y alimentación así como una educación acorde a sus necesidades para evitar la exclusión social a la que son sometidos en la mayoría de los casos.

Paralelamente se han visitado otros lugares, y nos sentimos especialmente sensibles ante la situación de desplazamiento en la que viven los Bororo, pueblo nómada que sufre una grave exclusión social y económica por motivos bélicos. En un futuro próximo apoyaremos mediante becas escolares a los niños, niñas y mujeres de este grupo étnico, fomentando los conocimientos y habilidades necesarias para conseguir su inclusión social.